El deterioro y deterioro de los alimentos no es accidental. Es un proceso natural. Para entender cómo mantener la calidad de los alimentos y evitar su deterioro, necesitamos saber qué puede causarlo. Los factores que afectan el deterioro de los alimentos incluyen:

  • Microorganismos
  • Enzimas
  • Aire
  • Luz
  • Insectos, Roedores, Parásitos y Otras Criaturas
  • Daño físico
  • Temperatura
  • Tiempo

Microorganismos

Muchos tipos de microorganismos pueden causar problemas alimenticios. Los microorganismos que pueden causar enfermedades transmitidas por los alimentos se denominan microorganismos patógenos. Estos microorganismos crecen mejor a temperatura ambiente (60-90°F), pero la mayoría no crecen bien a temperaturas de refrigerador o congelador. Los microorganismos patógenos pueden crecer en los alimentos sin ningún cambio notable en el olor, la apariencia o el sabor. Los microorganismos estropeados, incluidos algunos tipos de bacterias, levaduras y mohos, pueden crecer bien a temperaturas tan bajas como 40°F. Cuando hay microorganismos estropeados, los alimentos generalmente se ven y/o huelen mal. Leer más sobre ¿Microorganismos patógenos bajo Intoxicaciones Alimentarias/Enfermedades Transmitidas por los Alimentos?

Enzimas

Las enzimas, sustancias presentes de forma natural en los alimentos, son responsables del proceso de maduración en frutas y verduras. Las enzimas son responsables de los cambios de textura, color y sabor. Por ejemplo, a medida que un plátano cambia de verde a amarillo a marrón, no solo cambia el color, sino que también hay un cambio en la textura de la fruta. El maíz en mazorca congelado sin blanchar puede tener un sabor similar al de la mazorca con el tiempo. Este es el resultado de la acción enzimática.

Aire

La oxidación, un proceso químico que produce cambios indeseables en el color, el sabor y el contenido de nutrientes, se produce cuando el aire reacciona con los componentes de los alimentos. Cuando las grasas de los alimentos se rancian, la oxidación es la responsable. La decoloración de las frutas de color claro se puede reducir mediante el uso de un antioxidante, como el ácido ascórbico o el ácido cítrico, antes de congelarse. El embalaje a prueba de vapor que mantiene el aire fuera ayuda a reducir los problemas de oxidación.

Luz

La exposición a la luz podría provocar pérdida de color y vitaminas. La luz también puede ser responsable de la oxidación de las grasas.

Insectos, Roedores, Parásitos y Otras Criaturas

Estas criaturas requieren alimentos para sobrevivir y dañan los alimentos, haciéndolos más vulnerables a un mayor deterioro.

Daños físicos

Los moretones y grietas en los productos crudos dejan áreas donde los microorganismos pueden crecer fácilmente. Los alimentos mal envasados, las latas abolladas y los paquetes rotos proporcionan lugares para que entren microorganismos, aire, luz y criaturas. El manejo cuidadoso de los alimentos ayudará a mantener la calidad y seguridad de los alimentos por más tiempo.

Temperatura

La temperatura afecta el tiempo de almacenamiento y los alimentos se deterioran más rápido a temperaturas más altas. Las temperaturas recomendadas para las áreas de almacenamiento son:

  • Armario/Despensa 50-70°F
  • Refrigerador 34-40°F
  • Congelador 0°F o inferior

Los microorganismos, tanto deteriorados como patógenos, crecen rápidamente a temperatura ambiente. Para reducir el crecimiento microbiano, los procesos enzimáticos y de oxidación almacenan los alimentos a temperaturas más bajas. Lea más sobre microorganismos y temperaturas.

Tiempo

Los microorganismos necesitan tiempo para crecer y multiplicarse. Otras reacciones, como la oxidación y la acción enzimática, también requieren tiempo para desarrollarse. Compre cantidades razonables, especialmente de alimentos perecederos, para ayudar a evitar el almacenamiento a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.